Ese pino estaba antes y es merecedor de tal respeto

Respetemos a todos los seres vivos

 -“Se preguntó si no era injusto que la sociedad tratase así precisamente a aquellos de sus miembros peor dotados en la repartición casual de los bienes , y por lo tanto a los miembros más dignos de consideración. Presentadas y resueltas estas cuestiones, juzgó a la sociedad y la condenó. La condenó en su odio.” ( Los miserables. Victor Hugo).

 

-“La libertad, Sancho,  es uno de los mas preciosos dones que a los hombres dieron los cielos: con ella no pueden igualarse los tesoros que esconde la tierra ni el mar encubre, por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y por el contrario el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres. Dios, que hizo al hombre libre, no puede condenarle a perpetuo cautiverio” (Don Quijote).   

 

“Mi obediencia me hace participar del poder que reverencio, y por ello me siento fuerte. No puedo cometer errores, pues ese poder decide por mí; no puedo estar sólo, porque él me vigila; no puedo cometer pecados, porque él no me permite hacerlo, y aunque los cometa, el castigo es sólo el modo de volver al poder omnímodo. Una persona puede llegar a ser libre mediante actos de desobediencia, aprendiendo a decir no al poder.Pero no sólo la capacidad de desobediencia es la condición de la libertad; la libertad es también la condición de la desobediencia. En verdad, la libertad y la capacidad de desobediencia son inseparables, de ahí que cualquier sistema social, político y religioso que proclame la libertad pero reprima la desobediencia, no puede ser sincero.”  (Fromm).

 

“La vía de reprimir, de una u otra forma cualquier manifestación de desviación o disenso indica una visión puramente negativa de estos fenómenos, ya que la dimensión pluralista que reflejan se contrapone a los mecanismos de alienación que favorecen la conservación de un poder basado en la desigualdad real. Así pues, la labor a realizar consiste no sólo en conseguir una directa "gestión social del control de la desviación", sino al mismo tiempo en evitar que quede sometida a ese control aquella desviación susceptible de adquirir un sentido positivo, como expresión de la propia diversidad de la sociedad real" (De Sola Dueñas citando a Baratta). 

 

La mejor fortaleza de los tiranos es la inacción de los pueblos”  (Maquiavelo). Tomémos nota, en los tiempos que corren!! 

 

"La tiranía de la mayoría encubre, pues, un doble engaño: la minoría no tiene nada que hacer en una democracia, y la mayoría no es lo que parece, sino la capacidad manipuladora de quienes realmente mueven los hilos de la política. Todo ello revierte en la segunda gran  miseria de la democracia:  la indiferencia y el desinterés por la política, el déficit de democracia". Victoria Camps (al evidenciar la apatía del ciudadano respecto a la política). 

 

“Ningú és més esclau que aquell que falsament es creu lliure”. (Goethe)

 

 

Ser hombre es ya por si mismo una circunstancia atenuante”. (Pitigrilli) 

 

La peor forma de injusticia es la justicia simulada”. (Platón)

 

 

El poder no corrompe, desenmascara”.  

 

No hay peor tirano, que un esclavo con el látigo en la mano”.

 

"Un derecho no es lo que alguien te debe dar, un derecho es lo que nadie te debe quitar". 

 

"El derecho es la voluntad de la clase dirigente erigida en ley". (Karl Marx) 

 

"Quien determina qué es la verdad, tiene el poder”. (Foucault) 

 

“Una cadena es tan fuerte, como lo es su eslabón más débil “ 

 

“Somos esclavos de las leyes para poder ser libres”. (Marco Tulio Cicerón) 

 

“Los  pueblos no tienen lo que se merecen, ni siquiera lo que eligen que no es lo mismo que lo que votan, pero si tienen lo que consienten.” 

 

“La escultura està en el bloque de piedra,no hay màs que quitar lo que sobra”. 

 

"Hasta que los leones tengan sus propios historiadores, las historias de cacería seguirán glorificando al cazador" (proverbio africano). 

 

Obedecer al gobierno no es la tarea del pueblo, sino que obedecer al pueblo es la tarea del gobierno”. (Mumia Abu-Jamal, periodista estadounidense). 

 

“Lo grave no es que nos mientan, lo verdaderamente grave es que nos les creamos” ( Graffiti en un muro de un poblado sudamericano).

  

“Una cosa no es justa por el hecho de ser ley. Debe ser ley porque es justa” (Montesquieu).

 

“El único requisito necesario para que el mal se propague, es  que los hombres buenos no hagan nada” (Edmund Burke). 

 

“Los abogados ociosos tienden a convertirse en politicos, por lo que mantener a los abogados ocupados tiene cierto valor social” (S. Galvin).

 

“El hacha del leñador pidió al arbol su mango. Y el arbol se lo dio” (R. Tagore). 

 

El hombre que se levanta es aún más grande que el que no ha caido” (Concepción Arenal).

 

"Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos:
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local.
Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata". (Eduardo Galeano).Reflexionemos sobre la consecución de un mundo en el que nadie fuese un "nadie".

 

“El primer signo de estupidez es la completa falta de vergüenza” (Sigmund Freud).

Séneca le dijo a Nerón: "Tu poder radica en mi miedo, ya no te tengo miedo; por tanto tú ya no tienes poder". 

“Cada uno es dueño de su silencio, y esclavo de sus palabras” (proverbio árabe). 

 

“Hoy es el primer dia del resto de tu vida, ¡ aprovechalo¡”.

 

"El derecho a la tranquilidad no existe y el derecho a la seguridad es, en realidad, el derecho a poder disfrutar de los derechos, y por tanto tales no pueden mancillarse sin romper éste" (propio). 

 

"Si  usted es capaz de  temblar de indignación cada vez que se comete una injusticia en el mundo, somos compañeros" (Che Guevara).  

"EL capitalismo es el genocida más respetado del mundo" (Che Guevara).

"La igualdad no significa que todos tengamos la misma riqueza, sino que nadie sea tan rico como para poder comprar a otro ni que nadie sea tan pobre como para verse forzado a venderse" (Rousseau). 

 

“Nadie en el mundo, nadie en la historia ha conseguido nunca su libertad apelando al sentido moral de sus opresores”  (Assata Shakur).

 

“ Solo cerrando las puertas detrás de uno se abren ventanas hacia el porvenir” (Francois Sagán).  

 

“El capitalismo, fundado sobre la insoslayable explotación de las fuerzas del trabajo, seguirá siendo  «contrario al ideal de justicia social y al principio de humanidad»” (Jaurès).

 

"Quien es pobre no es -puede ser- libre" (vieja idea republicana). 

“El primer territorio a ser liberado es nuestra cabeza" (Sub. Marcos). 

 

“La única estadística fiable, es la de que el 100 % de los que nacen mueren”.

 

“No existe ningún punto de partida si no se sabe bien a donde ir” (Sigmund Freud). 

“La lealtad, es el camino más corto entre dos corazones”.

 

“Haz aquello que quieras que hagan contigo” (Mateo 7.12).

 

"¿Dónde están los que no llegaron porque no los dejaron salir?"

 

“Envejecer es obligatorio, madurar es voluntario”.

 

"El que tiene miedo a la muerte no vive la vida".

 

En una sociedad democrática, la validez de las leyes depende sin duda del Parlamento, pero no es menos cierto que, una vez desaparecida la legitimación divina del poder político, la única legitimidad racional de las leyes es la de una forma de gobierno que trate de identificar a los autores de las leyes con sus destinatarios, que plasme en la vida política la idea kantiana de libertad: “yo no puedo obedecer más leyes que aquellas a las que estaría dispuesto a dar mi consentimiento”. 

"La rebeldia no hay que erradicarla, hay que canalizarla".

 

DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS DEL HOMBRE Y DEL CIUDADANO PROPUESTA POR MAXIMILIEN ROBESPIERRE, IMPRESA POR ORDEN DE LA CONVENCIÓN NACIONAL

Los representantes del pueblo francés reunidos en Convención nacional, reconociendo que las leyes humanas que no se desprenden de las leyes eternas de la justicia y de la razón no son más que atentados de la ignorancia o del despotismo contra la humanidad. Convencidos de que el olvido o el desprecio de los derechos naturales del hombre son las únicas causas de los crímenes y de las desgracias del mundo, han resuelto exponer en una declaración solemne estos derechos sagrados, inalienables, a fin de que todos los ciudadanos, pudiendo comparar permanentemente los actos del gobierno con el objetivo de toda institución social, no se dejen oprimir jamás y envilecer por la tiranía; a fin de que el pueblo tenga siempre ante los ojos las bases de su libertad y de su felicidad, el magistrado la regla de sus deberes, el legislador el objeto de su misión.

En consecuencia, al Convención nacional proclama delante del universo y bajo los ojos del legislador inmortal, la siguiente Declaración de derechos del hombre y del ciudadano.

Art. I. El fin de toda asociación política es el mantenimiento de los derechos naturales e imprescriptibles del hombre y el desarrollo de todas sus facultades.
II. Los principales derechos del hombre son el de proveer a la conservación de su existencia y el de la libertad.
III. Estos derechos pertenecen igualmente a todos los hombres, sea cual sea la diferencia de sus fuerzas físicas y morales. La igualdad de derechos está establecida por la naturaleza: la sociedad, lejos de atentar contra ella, la garantiza contra el abuso de la fuerza que la hace ilusoria.
IV. La libertad es el poder que pertenece al hombre de ejercer, según su voluntad, todas sus facultades. Ella tiene la justicia por regla, los derechos del prójimo por límites, la naturaleza por principio y la ley por salvaguardia.
V. El derecho de reunirse apaciblemente, el derecho de manifestar las propias opiniones, sea imprimiéndolas, sea de otro modo, son consecuencias tan necesarias del principio de la libertad del hombre que la necesidad de enunciarlas supone o la presencia o el recuerdo reciente del despotismo.
VI. La propiedad es el derecho que tiene cada ciudadano de gozar y de disponer de la porción de bienes que se le garantiza por ley.
VII. El derecho de propiedad está limitado, como todos los demás, por la obligación de respetar los derechos del prójimo.
VIII. No puede perjudicar ni la seguridad, ni la libertad, ni la existencia, ni la propiedad de nuestros semejantes.
IX. Toda posesión, todo tráfico que viole este principio es ilícito e inmoral.
X. La sociedad está obligada a proveer la subsistencia de todos sus miembros, sea procurándoles trabajo, sea asegurando los medios de existencia a aquellos que se encuentran incapacitados para trabajar.
XI. Las ayudas indispensables a quien carece de lo necesario son una deuda del que posee lo superfluo: corresponde a la ley determinar la forma en que esta deuda debe ser saldada.
XII. Los ciudadanos cuyas rentas no excedan lo que es necesario para su subsistencia deben ser dispensados de contribuir a los gastos públicos. Los demás deben soportarlos progresivamente según la extensión de su fortuna.
XIII. La sociedad debe favorecer con todas sus fuerzas el progreso de la razón pública, y poner la instrucción al alcance de todos los ciudadanos.
XIV. El pueblo es soberano: el gobierno es su obra y su propiedad, los funcionarios públicos sólo son sus mandatarios. El pueblo puede, cuando así lo considere, cambiar su gobierno y revocar a sus mandatarios.
XV. La ley es la expresión libre y solemne de la voluntad del pueblo.
XVI. La ley es igual para todos.
XVII. La ley no puede defender lo que perjudica a la sociedad. Sólo puede ordenar lo que les es útil.
XVIII. Toda ley que viola los derechos imprescriptibles del hombre es esencialmente injusta y tiránica: no es, de ningún modo, una ley.
XIX. En todo estado libre, la ley debe sobre todo defender la libertad pública e individual contra el abuso de la autoridad de los que gobiernan. Toda institución que no suponga que el pueblo es bueno y el funcionario corruptible, está viciada.
XX. Ninguna porción del pueblo puede ejercer el poder del pueblo entero, pero la opinión que expresa debe ser respetada como la opinión de un parte del pueblo, que debe concurrir a la formación de la voluntad general. Cada sección del soberano reunida debe tener el derecho de expresar su voluntad con entera libertad. Es intrínsecamente independiente de todas las autoridades constituidas, y dueña de organizar su orden y sus deliberaciones.
XXI. Todos los ciudadanos poseen el mismo derecho a participar en todas las funciones públicas, sin otra distinción que la de las virtudes y talentos, sin ningún otro título que la confianza del pueblo.
XXII. Todos los ciudadanos tienen un derecho igual participar en el nombramiento de los mandatarios del pueblo, y en la elaboración de la ley.
XXIII. Para que estos derechos no sean ilusorios y la igualdad quimérica, la sociedad debe dar un salario a los funcionarios públicos y hacer que los ciudadanos que viven de su trabajo puedan asistir a las asambleas públicas donde los convoca la ley sin comprometer su existencia, ni la de su familia.
XXIV. Todo ciudadano debe obedecer religiosamente a los magistrados y a los agentes del gobierno, cuando éstos son los órganos o los ejecutores de la ley.
XXV. Pero todo acto contra la libertad, contra la seguridad o contra la propiedad de un hombre, ejercida por quien sea, incluso en nombre de la ley, a excepción de los casos determinados por ella y en las formas que ella prescribe, es arbitrario y nulo. El propio respeto de la ley prohíbe someterse a él, y si se le quiere imponer mediante la violencia, es lícito rechazarlo mediante la fuerza.
XXVI. El derecho de presentar peticiones a los depositarios de la autoridad pública pertenece a todo individuo. Aquellos a quienes están dirigidas deben legislar sobre los puntos que son su objeto, pero no pueden prohibir, ni restringir ni condenar su ejercicio de ningún modo.
XXVII. La resistencia a la opresión es la consecuencia de los demás derechos del hombre y del ciudadano.
XXVIII. Hay opresión contra el cuerpo social, cuando uno sólo de sus miembros es oprimido. Hay opresión contra cada miembro del cuerpo social cuando el cuer po social es oprimido.
XXIX. Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo, la insurrección es, para el pueblo y para cada porción del pueblo, el más indispensable de los deberes.
XXX. Cuando falta la garantía social a un ciudadano, él vuelve al derecho natural de defender por sí mismo todos sus derechos.
XXXI. En uno o en otro caso, sujetar con formas legales la resistencia a la opresión es el último refinamiento de la tiranía.
XXXII. Las funciones públicas no pueden ser consideradas como distinciones ni como recompensas, sino como deberes públicos.
XXXIII. Los delitos de los mandatarios del pueblo deben ser severa y fácilmente castigados. Nadie tiene el derecho de pretender ser más inviolable que los demás ciudadanos.
XXXIV. El pueblo tiene el derecho de conocer todas las operaciones de sus mandatarios. Ellos deben rendirle cuentas fieles de su gestión, y someterse a su juicio con respeto.
XXXV. Los hombres de todos los países son hermanos, y los diferentes pueblos deben ayudarse entre ellos según su poder, al igual que los ciudadanos de un mismo estado.
XXXVI. Aquel que oprime una nación se declara enemigo de todas.
XXXVII. Aquellos que hacen la guerra a un pueblo para detener los progresos de la libertad y aniquilar los derechos del hombre, deben ser perseguidos por todos, no como enemigos ordinarios sino como asesinos y bandidos rebeldes.
XXXVIII. Los reyes, los aristócratas, los tiranos, sean cuales sean, son esclavos alzados en rebeldía contra el soberano de la tierra, que es el género humano, y contra el legislador del universo, que es la naturaleza.

 

“Hemos de tratar a todos como un fin y nunca solo como medio” (Kant).  

 

"Todos prometen, nadie cumple. Vote a Nadie".

 

“Elabora tu propio proyecto y no conviertas a tu hijo en tu proyecto, a fuerza de no tener el tuyo” (Rapaille).

 

“No llores porque ya se terminó, sonrie porque sucedió". 

 

“Nuestra existencia no es mas que una breve rendija de luz entre dos eternidades de tinieblas” (Vladimir Nabokov).

 

"Si, según Spinoza, la esencia del hombre es el deseo, entonces su inteligencia es la encargada de encontrarle salidas en base al repertorio de soluciones ofrecidas por la cultura".

 

Vayas a donde vayas, ve con todo tu corazón (Confucio). 

 

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía (Confucio).

 

"Todo acto de autoridad de hombre a hombre, que no se derive de la absoluta necesidad, es tiránico“ (Cesare Beccaria). 

 

"Tanto silencio sobre el silencio" (referido al silencio en democracia y en España respecto el silencio, en la transición, sobre la dictadura franquista).

 

“No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a expresarlo” (atribuida a Voltaire).

 

¿Qué cabe esperar de un mundo en que "todo junto" se escribe separado, y
"separado" se escribe todo junto?” (graffiti en un muro de una ciudad de Chile).

“La peor lucha es la que no se hace” (Karl Marx).

 

"Nadie se perfecciona sin pruebas". 

 

"Cuanta más arena ha escapado del reloj de arena de nuestra vida, más claramente deberíamos ver a través de él" (Maquiavelo).

 

“El secreto para salir adelante es comenzar” (Mark Twain). 

 

"La libertad no la tienen los que no tienen su sed" (Rafael Alberti).

 

"El Derecho consiste en tres reglas o principios básicos: vivir honestamente, no dañar a los demás y dar a cada uno lo suyo. Es el arte de lo bueno y lo equitativo" (Ulpiano).

 

"La injusticia es humana pero más humana es la lucha contra la injusticia" (Betolt Bretcht).

 

"El capitalismo tiende a destruir sus dos fuentes de riqueza. la naturaleza y los seres humanos" (Karl Marx).

 

"Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ningún dia de tu vida" (Confucio).

 

"Es una previsión muy necesaria comprender que no es posible preverlo todo" (Rousseau).

  

"La ley debe ser como la muerte, que no exceptúa a nadie" (Montesquieu).

 

"Cualquier tiempo pasado fue anterior" (notas pa).

 

"No se vive celebrando victorias, sino superando derrotas" (Ernesto "Che" Guevara).

 

"De cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades" (Karl Marx).

 

Paroles de pénalistes:

« Défendre ce n’est pas aimer, ce n’est même pas connaître celui qu’on défend.
Ceux qu’on aime, ceux qu’on connaît bien, on les défend mal, prisonniers que l’on est de cette affection, de cette connaissance, de cette amitié. Allez donc défendre un ami cher, une femme aimée, un frère avec ce qu’il faut à tout moment de sang-froid à la barre.
Non que la défense doive être froide, raisonneuse, logique.
La défense au contraire est passionnée. Mais cette passion, ce n’est pas dans la personne même de l’accusé qu’elle prend sa source. »  (Robert Badinter).

----------------

« Vous me demandez si j’ai déjà plaidé l’innocence de quelqu’un dont je connaissais la culpabilité ?
Écoutez, moi, de temps en temps, un client me dit : « je vais vous dire la vérité », je lui dis stop, arrêtez, je ne suis pas votre confesseur.
Moi, je suis confronté à un dossier.
Le problème pour moi n’est pas de savoir si vous êtes coupable ou innocent, mais si le parquet qui vous poursuit, a la capacité de prouver que vous êtes coupable.
C’est là-dessus qu’on va s’expliquer, c’est ça le procès. » (Jean-Yves Le Borgne).

"Una injusticia hecha al individuo es una amenaza hecha a toda la sociedad" (Montesquieu).

"Los hombres incapaces de pensar por sí mismos, no piensan en absoluto" (Oscar Wide). 

"La libertad consiste en poder hacer lo que se debe hacer" (Montesquieu).

"Si los ciudadanos practicasen entre sí la amistad, no tendrían necesidad de la justicia" (Aristóteles).

“Los amigos se pueden decir lo que sea cuando son verdaderos amigos.”

“Si pierdes el miedo a las caídas, caminas mejor y hasta puedes atreverte a correr.” 

"Siempre que se encuentre usted del lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar".

"No es el capital el que crea trabajo sino el trabajo el que crea capital".

"Menos mal hacen cien delincuentes que un mal juez” (Francisco de Quevedo y Villegas).

"Si eres neutral en situaciones de injusticia has elegido el bando del opresor" (Desmond Tutu, premio Nobel de la paz 1984 por su contribución en la lucha contra el Apartheid).

"La democracia se ha convertido en un instrumento de dominio del poder económico y no tiene ninguna capacidad de controlar los abusos de este poder" (José Saramago).

"Los abogados son el grito de los que se quedan sin voz".

"El que conoce todas las respuestas no ha hecho todas las preguntas" (Confucio).

"La oscuridad nos envuelve a todos, pero mientras el sabio tropieza en alguna pared, el ignorante permanece tranquilo en el centro de la estancia" (Anatole France).

"He après a deixar de dir: es pot ser més imbècil? i es perquè alguns s'ho agafen com un repte!" (Groucho Marx).

"Un abogado es una persona que escribe un documento de 10000 palabras y lo llama resumen" (Franz Kafka). 

 "Todo imbécil que no tiene de lo que enorgullecerse se refugia en vanagloriarse de la nación a la que pertenece por casualidad” (Schopenhauer). 

"Donde hay unanimidad no hay justicia" (Talmud). 

"El único modo de hacer un gran trabajo es amar lo que haces" (Steve Jobs).

“El Derecho consiste en tres reglas o principios básicos: vivir honestamente, no dañar a los demás y dar a cada uno lo suyo. Es el arte de lo bueno y lo equitativo” (Ulpiano).

 "Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio" (Albert Einstein). 

"La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio, la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva" (José Saramago)

 "El barco está más seguro cuando está en el puerto; pero no es para eso que se construyeron los barcos" (Paulo Coelho).

"Pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos" (Nicolás Maquiavelo).

"Todo el mundo busca alcanzar algo grande sin llegar a comprender nunca que la vida solo está compuesta de cosas pequeñas". (Fuente: https://frases.top/frases-vida/frases-reflexion/#Reflexiones_Cortas ).

"A veces uno sabe de que lado estar, simplemente viendo quienes están del otro lado" (Leonard Cohen).

"Arribistas y burgueses, que tras ellos sacan la escalera dejando abajo al pueblo"  (Victor Hugo).

"Prefiero la libertad con peligro que la paz con esclavitud" (Rousseau).

 "No hay viento favorable para el barco que no sabe donde ir.”

 "La tolerancia es la mejor religión" (Victor Hugo).

“Todos somos iguales ante la ley, pero no ante los encargados de aplicarla”  (Stanisław Jerzy Lec -escritor y poeta polaco-).

“Si realmente quieres hacer algo encontrarás la forma, si no encontrarás una excusa” (Jim Rhon).

“El nombre mismo del abogado suena como un grito de ayuda. Advocatus, vocatus ad, llamado a socorrer. También el médico es llamado a socorrer; pero si solamente al abogado se le da este nombre, quiere decir que entre la prestación del médico y la prestación del abogado existe una diferencia, la cual, no advertida por el derecho, es sin embargo, descubierta por la exquisita intuición del lenguaje. Abogado es aquel al cual se pide, en primer término la forma esencial de la ayuda, que es, propiamente, la amistad” (Hans Kelsen).

 

 "Vosotros quereis socorrer a los pobres, yo quiero abolir la miseria" (Victor Hugo). 

 

"Amigos míos, retened esto: no hay malas hierbas ni hombres malos. No hay más que malos cultivadores” (escribe Víctor Hugo en Los miserables ).

  

"Si se quisieran estudiar todas las leyes, no habría tiempo material de infringirlas" (Goethe).

 

"La tolerancia llegará a tal nivel que las personas inteligentes tendrán prohibido pensar para no ofender a los imbéciles" (Fiódor Dostoyevski).

 

Irán viniendo más!!!